La confesión más siniestra de un maltratador que andaba suelto por la calle

“Yo no he cometido ningún error, en todo caso, el error es no haberle cortado la cabeza a mi mujer”, así de claro fue el arrestado por violencia machista, ahora condenado a tres años de cárcel que hizo en los calabozos cuando fue reprochado de el error de haber maltratado de esa forma a su mujer. Así también en la sentencia se reflejó el arrepentimiento del agresor, pero por no haberle cortado posteriormente el cuello a su mujer.

Todo empezó cuando los propios vecinos escucharon los gritos de auxilio de la mujer y en el lugar de los hechos acudió una patrulla que, después de pasar al domicilio, detuvo al procesado donde, incluso en los propios calabozos, prosiguió con su actitud desafiante.

Resultado de imagen de violencia de genero

Asimismo, el procesado no podrá comunicarse con la perjudicada (que ha renunciado a todas las acciones penales y civiles que pudieran haberle correspondido) ni aproximarse a ella durante seis años y cinco meses.

 

Recibe todas las novedades en seguridad y justicia

Introduce tu correo para ser el primero en recibir todas las novedades

Únete a otros 34 suscriptores

Loading...

Comments

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Close